Muchas personas no tienes el tiempo necesario para pasar horas en el gimnasio haciendo ejercicios, otras no tienen las ganas o la condición física como para hacerlo, también hay quienes los ejercicios no le son muy efectivos y requieren de una ayuda más para reducir esas medidas. Si usted tiene este problema, pues debe saber que existe algo más que las dietas y los ejercicios para lucir regia y son los masajes reductores.

En estos últimos años la técnica de los masajes reductores ha cobrado relevancia entre quienes intentan reducir unos centímetros de su cuerpo y relajarse también del ajetreado día. Está técnica consiste en combatir las grasas acumuladas en ciertas partes del cuerpo, en especial, muslos, cinturas, caderas y el abdomen mediante masajes y la aplicación de ciertos productos especiales que son absorbidos por la piel y que de alguna manera facilita que la grasa se debilite.

Existen tipo de masajes reductores que dependen muchas veces de la zona a reducir, estos pueden lograr un efecto mayor o menor según el organismo, entre los principales tipos de masajes tenemos:

Fricciones: es el más superficial y consiste en deslizar la mano por la superficie. La presión es continúa en dirección centrifuga.

Amasamiento: Es una manipulación profunda, destinada a estimular el aparato neuromuscular. Se realiza levantando, desplazando y comprimiéndolas una contra otra las fibras musculares.
Pinzamiento: Este masaje consiste en golpear la masa muscular con las dos manos, tiene efecto excitante, mejorando la circulación y la nutrición muscular.

Vibraciones: Este masaje consiste en transmitir a la zona del cuerpo trabajada movimientos oscilatorios de máxima frecuencia.

Drenaje: Consiste en hacer llegar a los territorios linfáticos el exceso de líquido acumulado a través del cuerpo.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.